De izquierda a derecha: Leandro Vargas, Zuleidy Martínez, Ingrid Caicedo y Yoany Berrío- Institución Educativa Municipal Manuel Humberto Cárdenas Vélez

Por: Fusagasugá Noticias

Leandro, Zuleidy, Ingrid y Yoany, son grupo de jóvenes pilos, de la Institución Educativa Municipal, Manuel Humberto Cárdenas Vélez. Ellos le apuestan a un proyecto ecológico de alto impacto en la comunidad que consiste en reciclar pilas alcalinas, de esas que todos utilizamos de manera doméstica en nuestros hogares y que, sin conocer el riesgo al que estamos expuestos, dejamos en cualquier parte, aumentando riesgos innecesarios en nuestra salud, como daños en los riñones, dificultades en la formación de glóbulos rojos y una serie de complicaciones generales en el desarrollo fetal. Dado que las pilas contienen una serie de metales pesados, ocasionan severos daños en el Medio Ambiente, lo que hace aún más importante la labor adelantada por estos jóvenes que buscan informar y crear conciencia con respecto al buen manejo de las pilas cuando ya estén descargadas.

 “Nosotros en la preocupación de que nuestros recursos hídricos se están acabando, quisimos implementar esta campaña para concienciar a todos los fusagasugueños de que hagan un buen uso y un reciclaje pertinente de esos residuos sólidos que son las pilas.” aseguró a Fusagasugá Noticias, Leandro Vargas, vocero del grupo.

Una sola pila de botón, de las que se usan en los relojes o audífonos, puede llegar a contaminar unos 600 mil litros de agua, la pila alcalina unos 167 mil litros, la pila de Zinc unos 12 mil litros y la de carbón unos 3 mil litros.

El proceso de contaminación puede ser largo, hasta 500 años, pero la lluvia, el calor y la acidez del suelo, tienden a acelerar el proceso de descomposición de la pila. Una vez que se degrada la pila en el suelo, comienza a liberar elementos químicos pesados como el litio, mercurio, plomo, zinc, cadmio, magnesio, los cuales pueden filtrar el suelo y llegar a las grandes napas de agua subterránea y contaminarlas. Cabe anotar que estos elementos son altamente contaminantes, y al ponerse en contacto con la tierra o con el agua, comienzan con un proceso de degradación irreversible para el Planeta.

Si usted se pregunta que puede hacer para evitar este daño, los estudiantes han dispuesto algunos puntos de recolección o acopio, para que las pilas no terminen en los vertederos o incineradas como suele suceder. Así que puede acercarse al IEM Manuel Humberto Cárdenas Vélez, Colegio Técnico Industrial, Colegio Lozano y Lozano, Estación de Policía de Fusagasugá, Emisora Toca Estéreo y la CAR.

Y como dirían nuestros jóvenes en su campaña ¡Recopílate con la vida y haz parte del cambio!