Las autoridades en Chocó confirmaron el secuestro de tres policías, un soldado y dos civiles que se desplazaban en un bote sobre el río Arquía, en la ruta Vidrí-Quibdó, cuando fueron retenidos de manera ilegal al parecer por integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El intendente Wilber Rentería, el subintendente Luis Carlos Torres Montoya, el patrullero Yemilson Leandro Gómez Correa y el soldado profesional Jesús Alberto Ramírez Silva, son los uniformados que se encuentran privados de la libertad.

Los dos civiles que iban en la misma embarcación son contratistas con conocimientos en el mantenimiento de equipos de comunicaciones y apoyaban la labor de los uniformados.

El asesor de paz de Chocó, Modesto Serna, exigió la pronta liberación de estas seis personas que nada tienen que ver con el conflicto. Rechazó la frustración ilegal de los uniformados y civiles que se desplazaban por esa zona.

«Se han impartido instrucciones a la Fuerza Pública en varias reuniones y el mensaje que mandamos es que estas personas puedan regresar sanas y salvas a sus hogares”, dijo.

Zona del secuestro

Los uniformados venían de la zona rural de Vidrí, Antioquia, lugar donde funcionó un Espacio Territorial de Capacitación y Normalización. Allí algunos desmovilizados dejaron parte del armamento que pertenecía a las Farc.

En un comunicado, las autoridades expresaron que “con esta acción criminal, el ELN demuestra una vez más el irrespeto permanente que comete en contra de los Derechos Humanos y las normas que regulan el Derecho Internacional Humanitario”.

El Ejército y la Policía tienen desplegadas todas sus capacidades en esa zona del país, con el fin de lograr la liberación de las seis personas sanas y salvas, confirmó el comandante de la Policía en Chocó, Jhon Milton Arévalo.

Vía La FM de RCN