Por: Javier Jules (RCN Radio)

Un bosque de frailejones fue recuperado por el Ejército en el Páramo de Sumapaz. De estas especies nativas se completará la siembra de 8 mil ejemplares tras haber cumplido el proceso de germinación a cargo de los mismos soldados en instalaciones militares.

Para el cabo Wilson Andrés Angulo haber recogido las semillas de frailejones en el Páramo de Sumapaz y en el año 2015 y posteriormente vigilar su crecimiento, fue como cuidar un hijo.

“Después de la caja de germinación, cuando ya la plantica coge un poco más de fuerza se trasplanta a una bolsa, este frailejón dos años de edad tiene y es así exactamente, como cuidar un hijo”, indica el militar.

Y junto al cabo Angulo, alrededor de 2.000 soldados se pusieron a la tarea de sembrar de nuevo los frailejones que como consecuencia de la misma acción del hombre prácticamente habían desaparecido del páramo.

El mayor Jhon Jairo Linares, segundo comandante del Batallón Sumapaz, dice que es la primera vez que es recuperación una población de frailejones en una región de Colombia y esperan hacerlo en otras zonas.

“Es un plan piloto, han venido también del extranjero a ver este plan que se ha hecho y afortunadamente nos ha ido bien, es un proceso un poco largo pero esa es la meta, no solo a nivel regional hablando de Cundinamarca, también en el Tolima, en el Huila, en el Quindío y el resto del territorio nacional”, agrega el oficial.

Al bosque de frailejones a 3.600 metros sobre el nivel del mar, en lo alto del Sumapaz, se llega luego de dos horas en carro desde Bogotá y una hora a pie desde el municipio de Pasca.

En la misma zona pobladores como Jonathan Lorenzo Ramos a sus 10 años ya reconocen la importancia de conservar el lugar.

“A mí me gusta mi tierra y vivir por aquí en los páramos, esto es muy bonito, como esta laguna, tener uno los frailejones que son planta de vida, y yo ando por aquí como si estuviera uno andando en cualquier otro lado”, dice Jonathan Lorenzo.

Incluso sabe que el futuro está en la siembra y protección de plantas como los frailejones, los mismos que acompañan las lagunas que bañan la región.

“Entre más haya, mejor se ve la tierra y más proyecto de vida habrá para la laguna, a mi me han enseñado que los frailejones hay que cuidarlos porque son planta de vida para el agua y hay que cuidarla porque algún día hará falta el agua”, agrega el pequeño.

El Ejército reconoció que iniciativas como el #RetoSiembra no llegan a su fin. Cada día las manifestaciones de cualquier persona plantando un árbol o una comunidad recuperando un bosque como el de Frailejones en el Sumapaz, son ejemplo de conciencia ambiental.