Una vez más se frustró en la plenaria del Senado de la República la decisión sobre las objeciones presidenciales a ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP): solo faltó un voto para que se hubiesen negado, como sucedió en la Cámara de Representantes.

El informe de ponencia que negaba las objeciones obtuvo 47 votos por el Sí y 34 por el No. No obstante, no obtuvo las mayorías absolutas, que correspondían a 48 votos, según el reglamento para este tipo de procedimientos.

La falta de un voto indicaba que se debía repetir el proceso, pero la oposición argumentó que no tenía garantías para alcanzar esas mayorías, por lo que decidieron abandonar el recinto para romper el quórum  decisorio y forzar a que se levantara la sesión.

Varios senadores, en particular del Centro Democrático y de partidos que apoyaban las objeciones, insistían en la votación debía ser repetida.

Nos salimos porque si se vota por segunda vez y no se alcanza la votación, entramos a otro limbo y a otro ‘chico’ jurídico, de modo que preferimos resguasdarnos y tener los 48 votos para entrar“, señaló la senadora Angélica Lozano.

¿Dónde estaba el voto que hubiera sido decisorio?

De acuerdo con la senadora Angélica Lozano, no se encontraba en la plenaria la senadora Ana María Castañeda, de Cambio Radical, quien “está en la Secretaría General con el esposo Mario Alcocer, candidato a la alcaldía de Sincelejo”.

Los 47 votos no alcanzaron para completar la mayoría absoluta en la plenaria. Esto debido a que de los 108 senadores, había 14 impedidos; es decir solo 94 estaban aptos para votar.

Las objeciones no tienen ninguna posibilidad, porque al votar el informe del Centro Democrático no tienen los votos y, al no tenerlos, también estaría negado ese informe. Negado en Senado y negado en Cámara están archivadas. No sacrifiquen el Plan de Desarrollo, respeten la democracia”, dijo el senador Roy Barreras.

El congresista Jorge Robledo, a su turno señaló que “es claro que así esto se demore, se enrede y haya debates legales, lo cierto es que el presidente (Iván) Duque está derrotado en el tema de las objeciones. No tiene votos ni en la Cámara ni el Senado con qué aprobar esas objeciones, eso es un hecho. Si fueran sensatos lo aceptarían de una vez, pero como están en cuadrando votos”.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez explicó que “lo que ocurre es que queda diferente la decisión de Senado frente a la decisión de la Cámara, razón por la cual se caerían los artículos que fueron objetados y el resto del texto pasaría a sanción presidencial”.

Fuente: La FM