El profesor Óscar Hernán Rodríguez Triviño es una de las voces calificadas de Fusagasugá en cuanto a defensa del territorio y defensa de los recursos naturales se refiere. El hoy precandidato a la alcaldía de Fusagasugá tiene un activismo de años que es reconocido por la comunidad académica y por los grupos defensores del medio ambiente. Desde la Universidad de Cundinamarca ha acompañado diferentes iniciativas para la protección del Cerro del Fusacatán. Tiene una maestría en Desarrollo Territorial para América Latina y el Caribe de la Universidad de Sao Paulo en Brasil.

Fusagasugá, 29 de enero del 2019

Sus inquietudes sociales, dice, vienen desde su juventud, en sus años de estudiante del colegio Carlos Lozano y Lozano. “En esa época, teniendo 18 años, alcanzamos a dirigir 125 jóvenes de manera empírica, incluso el doctor William García Fayad se interesó por este liderazgo y nos presentó los clubes juveniles de Bienestar Familiar y aún sin la formación académica profesional que hoy poseo alcanzamos a coordinar y dirigir 125 jóvenes, este es un proceso que tiene raíces en Fusagasugá”, comenta, y añade que este proceso continuó durante su vida universitaria. “Cómo estudiante de la Universidad de Cundinamarca hicimos parte de la organización estudiantil, generamos programas socioeconómicos en términos de becas, exoneraciones, restaurante, hogar universitario y otros y ahora con la maestría, hay una formación en torno al territorio y la responsabilidad es ayudar a organizar nuestro territorio”, puntualiza.

El profesor Rodríguez Triviño fue candidato al Concejo Municipal en dos ocasiones por el Polo Democrático Alternativo pero en la actualidad no milita en dicho partido. “Entre 2011 y 2015 estuve en Brasil realizando mis estudios de maestría y al regresar me reuní con los compañero del Moir y ellos me pidieron que apoyara a Jorge Enrique Robledo a la presidencia. Luego él llega a un consenso con Fajardo y seguimos apoyando esta candidatura pero hubo cosas, como es natural en una democracia, que me hicieron sentir más identificado con el programa de gobierno propuesto por la Colombia Humana de Gustavo Petro”. Comenta que desde el exterior promovió el voto por Gustavo Petro y que aunque no hace parte de la coordinadora de la Colombia Humana en Fusagasugá, es de las bases de ese movimiento y que ha tenido conversaciones con Luz Fanny López, candidata a la alcaldía por el Polo Democrático y con Everth Rodríguez, quien lleva cerca de 30 años de trabajo comunitario en el municipio y también aspira a la alcaldía, con el fin de consolidar una agenda política y una candidatura única a la alcaldía. “En la diversidad está en sentido de avanzar. Nosotros tenemos que ponernos de acuerdo en un método para llegar a una asamblea multitendencias que esperamos que sea antes de abril”, afirma.

Ciudad región

El profesor Oscar Rodríguez define su concepción de Fusagasugá como una “ciudad región, ciudad universitaria, ciudad sustentable y ciudad compacta”. “Desde la Universidad de Cundinamarca hemos realizado en lo últimos años 4 diplomados en sustentabilidad, medio ambiente y territorio. Son programas de extensión hacia la comunidad dirigidos a personas que quieren mejorar su hoja de vida, líderes sociales del campo y barriales, jóvenes de otras universidades que estudian carreras afines. En estos años hemos formado cerca de 250 personas y ellos son nuestra base, han reconocido nuestro trabajo y nuestra formación internacional dispuesta a Fusagasugá. Vienen otros diplomados como el de gestión del riesgo con la Personería Municipal, otro el relaciones internacionales y geopolítica, otro en formación para juventudes. Nosotros consideramos que para cambiar a Fusagasugá en términos económicos tenemos que cualificar a nuestra gente. Tenemos un serio desafío con la Universidad de Cundinamarca y es cualificar nuestras comunidades y nuestros profesionales y técnicos con el SENA y la ESAP”.

Aunque asegura que se apunta a buscar la unidad de los proyectos políticos de izquierda en el municipio, pide que se reconozcan los procesos distintos a los desarrollados por el Polo Democrático. “Lo que pedimos es que así como reconocemos la candidatura del Polo y de la compañera Luz Fanny, no se invisibilicen las otras candidaturas de los otros procesos sociales y de izquierda partidaria porque eso puede fragmentar la unidad. Es decir, no solo hay trabajo del Polo en Fusagasugá con la izquierda, es necesaria una articulación”.

Hoy ya no son los tiempos de Partido, los partidos ya no convocan, tampoco los candidatos que se toman fotos fashion. Se trata de programa y capacidad de sumatoria” dice, y afirma que estaría dispuesto a renunciar a su precandidatura si fuera necesario. “Yo quiero unificar así eso implique renunciar a la precandidatura si hay otro más fuerte en esa decisión interna de la izquierda, si nosotros ganamos, buscaremos esa articulación mucho más amplia. Si otro compañero gana, pues avanzamos, pero yo lo que le estoy proponiendo a Fusagasugá es un programa que tiene que ver fuertemente con la redistribución del gasto social y lo segundo tiene que ver con educación, cultura y sustentabilidad ambiental. Nuestra propuesta es además rural: para desarrollar la ciudad hay que potencializar ciertos factores económicos que están atrasados acá, que por naturaleza y vocación no se han potencializado. Nuestra propuesta es que quien está en las comunidades, en los barrios, en las veredas, conoce la realidad y trabaja de corazón, no lo hace por una foto”, asegura y añade que “hay que fortalecer la parte social y humana, yo no puedo entender cómo un niño va a la escuela y no tiene las 3 comidas saludables y nutritivas que debe garantizar una política pública, si queremos transformar la ciudad tenemos que dignificar al ser humano mediante la capacitación y el cuidado de la mente y el cuerpo, esto genera mayor posibilidad de empleo, que es uno de nuestros desafíos en este proceso y es mostrar cómo se genera economía solidaria desde al agrupamiento o la asociatividad. Es increíble que en Fusagasugá el 55% de los afiliados en Cámara de Comercio son microempresarios de 1 o 2 personas, entonces el cooperativismo, el aprender a dar la mano y ayudar al otro es necesario en Fusagasugá, aquí tenemos una crisis de identidad entonces mi propuesta es territorial, en el sentido de que la gente de adentro vale, esta propuesta es construir de adentro hacia afuera”.