La concejala del Polo Democrático Alternativo afirma que en lo social la actual Administración de Fusagasugá está en deuda. La secretaría de Desarrollo Social no despega, indica.

Redacción: Fusagasugá Noticias

 

La concejala Luz Fany López Vargas nació en la Argentina, al occidente del departamento del Huila, está por segunda vez en la corporación edilicia del municipio de Fusagasugá, afirma que siempre le ha llamado la atención todo lo que tiene que ver con lo social: habitante de calle, madres cabeza de familia, personas en condiciones de discapacidad, ancianos, vendedores ambulantes y estacionarios, el trabajo de prevención con infancia y adolescencia, y que por su relación sentimental desde hace 7 años con el docente Pedro Jiménez, activista sindical y coordinador de PDA en Fusagasugá, terminó en el equipo de trabajo del dirigente nacional Tarsicio Mora creador del movimiento Nueva Opción dentro de ésa agencia política, quienes la postularon y avalaron para que los representara en el Concejo.

Luz Fany no tiene hijos, mantiene pendiente de sus 17 sobrinos, nos contó que desde que comenzó a trabajar con infancia y adolescencia definitivamente descartó la opción de ser madre, y se dedica además de su labor social y política a estudiar una Maestría en Administración Pública en la ESAP y al mismo tiempo Derecho en la Universidad INCA, dice que necesita ser abogada para fortalecer sus conocimientos y así defender  lo público y a los más desfavorecidos. Es Administradora de Empresas de la UdeC, Especialista en Gestión  Empresarial de la Universidad Santo Tomas, Especialista en Logística Internacional de la Universidad Los Libertadores, Especialista en Administración Pública de la ESAP.

Se es concejal para ejercer un control político, para vigilar las Secretarías, los Entes descentralizados, para cuestionar al Alcalde; eso no se está haciendo en Fusagasugá, el Concejo Municipal está perdiendo su horizonte, no estamos haciendo el ejercicio de control político que establece la Ley,” afirma la dirigente del PDA, quien indica además que ha intentado siempre ser muy objetiva dentro de los debates, sin ser irrespetuosa.  “En este periodo nuestra mayor preocupación está siendo lo social, la Administración está en deuda, la secretaría de Desarrollo Social no despega, creo que vamos a realizar el próximo control político a la Secretaria y no a la Secretaría, porque van 5 meses de este año y no ha iniciado contratación, por ejemplo el banco de alimentos no está funcionando, los comedores comunitarios no están funcionando, el centro de vida no está funcionando, es inconcebible, está dispuesto el presupuesto para un año, vamos a llegar a la mitad y no se arrancó”, dice la concejala Luz Fany López, quien añadió que lo mismo ocurrió el año anterior.

“El alcalde Luis Antonio Cifuentes Sabogal tiene las mejores intenciones en lo social, eso lo tenemos claro, por ese motivo nos unimos para apoyar su   elección, pero en la secretaría de Desarrollo Social vemos que no logran engranar con las otras Secretarías, no realizan convenios, están haciendo actividades por fuera del cronograma establecido en la destinación de recursos económicos, la Secretaría no está funcionando, la excusa de siempre es que la Oficina Jurídica no avanza”, afirma la lideresa, que enfáticamente dice que ésa Secretaría es la caja menor del Municipio, en donde se pueden aplicar recursos para ayudar a las personas más vulnerables: discapacitados, madres cabeza de familia, desplazados víctimas del conflicto, ancianos, jóvenes. Por último dijo que al alcalde le ha faltado exigirle a la Secretaria.

Luz Fany López Vargas es hija de Luis Antonio López, policía retirado oriundo de Arbeláez y de Luz Fany Vargas de López, una mujer huilense, son seis hermanos, la mayoría maestros y están radicados en Fusagasugá hace 35 años. Se ha desempeñado como instructora de Proyectos Sociales y Comunitarios del SENA lo que la vinculó con la Escuela de Policía del Sumapaz, Secretaria de Turismo del Municipio de Fusagasugá, fundó dos empresas en esta ciudad, una de Propiedad Horizontal que ya desapareció y otra dedicada al recaudo de dineros de los servicios públicos que se mantiene en poder de sus hermanos.