Jhon Jairo Hortúa Villalba con su forma de gobernar está generando toda clase de comentarios en la opinión pública.  

Por: Alejandro Castro Guerrero

Algunos de los amigos y adversarios políticos del alcalde del municipio de Fusagasugá Jhon Jairo Hortúa Villalba, en su mayoría no logran entender parte de las decisiones tomadas por el mandatario de los fusagasugueños.

Señalan que ha incurrido en una serie de desafueros, que bien podríamos denominar “alcaldadas”, inclusive desde antes de posesionarse en el cargo.

La primera que enunciamos es haber ofertado puestos de trabajo en la Empresa de Servicios Públicos de Fusagasugá EMSERFUSA, E.S.P., sin ser el representante legal de la empresa.

De igual manera señalan que la convocatoria pública que hizo para proveer cargos en la Administración Municipal no sirvió para mucho, porque terminó designando a personas que ni siquiera participaron.

También afirman que cómo es posible que haya nombrado a un profesor con dos pensiones en la Secretaría de Cultura, tras haber recibido unas excepcionales hojas de vida de otros fusagasugueños que participaron de la convocatoria, y que precisamente el alcalde termina eligiendo a quien los evaluó.

Es decir el evaluador (hoy secretario de Cultura) no encontró personas capaces de asumir el reto. 

Tampoco aceptan que pasados cuarenta y cinco días del mandato no se haya nombrado secretari(@) de Infraestructura.

Critican el retraso en la designación de gerentes de EMSERFUSA E.S.P., Y LA E.I.C.E., Terminal de Transportes, además de la iniciación tardía del diálogo para la construcción del Plan de Desarrollo.

Entendidos en Derecho argumentan que el joven abogado de 28 años, egresado de la Universidad Nacional, no debió dar la identidad del presunto responsable de un abuso sexual de menores en redes sociales, porque estaría incurriendo en violación al debido proceso, derecho fundamental del que goza cualquier ciudadano.

Aunque el involucrado tiene una orden de captura, aún no ha sido juzgado. Dicen además que podría haber incurrido en instigación. 

Lea también. Llamar a la unidad a todas las fuerzas políticas es el primer objetivo del alcalde electo de Fusagasugá

De igual forma, existen argumentos para señalar como exceso la visita del precandidato a la Presidencia de la República, quien debió venir a Fusagasugá por invitación de los concejales de la Alianza Verde y no del alcalde.

Sergio Fajardo el día de la visita a Fusagasugá, en una radio revista en emisora con sede en esta ciudad fue enfático en afirmar que recorría el país como precandidato.

Inclusive, así lo registraron los medios nacionales el pasado 20 de enero:

El primero en saltar al agua fue Sergio Fajardo, quien a principios del año pasado sostuvo que “en 2022 nos va a ir muy bien, por supuesto que vamos a ganar”. Así mismo, indicó que ya está trabajando para llegar de primero en la carrera: “Tengo mi casa en Medellín y me hace falta mi ciudad, pero desde Bogotá quiero articular todo nuestro trabajo en el país para las elecciones regionales de 2019 y al mismo tiempo empezar a organizar todo nuestro trabajo para 2022”.

Otros insisten en que el señor alcalde debió pronunciarse frente al tema del proceso de elección de personero del municipio de Fusagasugá.