El hecho tuvo lugar hacia las 7 de la noche de este jueves, en el corregimiento de Santa Rosa del municipio de Cumbitara, en límites con el departamento de Cauca. Cuatro uniformados fallecieron y otros cuatro permanecen desaparecidos.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero confirmó que un sargento y tres soldados fallecieron en la emboscada, mientras otros cuatro soldados continúan desaparecidos. El jefe de esa cartera descartó que por el momento se tenga información sobre un secuestro. “No es usual los secuestros de los soldados, espero que estén escondidos esperando la luz del día“, dijo.

En el municipio que apenas una semana atrás festejaba sus 50 años de existencia, operan disidentes del frente 29 de las Farc, de quienes se sospecha son los atacantes, según el secretario de Gobierno de Nariño, Mario Vitery. Guerrilleros del Eln también e encuentran en el sector.

La situación de orden públido ha estado complicada este mes en el departamento. El pasado 8 de julio una estación de policía en El Charco, también en Nariño, dejó muerto al patrullero de la Sijin Royner Velásquez y herido a uno de sus compañeros. El alcalde (e) de ese municipio denunció extorsiones y amenazas de grupos armados al margen de la ley.

MinDefensa explicó que la misión del grupo de uniformados era atacar los grupos criminales de la región. Por el momento, las autoridades no han identificado a los responsables del atentado. “Tenemos indicios pero estamos esperando el informe del general Nicacio Martínez”, dijo Botero. 

Así lo anunció el gobernador de Nariño Camilo Romero