Foto: Armando Rey Blanco

Editorial

Por: Fusagasugá Noticias

Lo ocurrido en Mocoa ha generado conmoción internacional y causó alarmas en todo el país. Un estudio de la Universidad Nacional afirma que la tragedia se puede replicar en 385  cabeceras urbanas que están ubicadas en riberas de ríos o cauces menores. Y, para colmo de males hoy, al igual que en Mocoa, (Putumayo), en Manizales (Caldas), los organismos de socorro buscan en medio del alud de lodo, piedras y troncos, a víctimas de sus desastres naturales. Detonante: intensas lluvias.

En Fusagasugá, según la SAMA los ecosistemas estratégicos del municipio, principalmente están constituidos por las zonas de reserva hídrica de las veredas San Rafael, Los Robles, El Cerro Fusacatán, El Carmen, que constituyen la franja de interconectividad de la biota, en esta área, se establecen los flujos de energía de la biocenosis, que los ocupa, estando directamente relacionados con la precipitación y la humedad relativa de los ejes orientadores del biocorredor. Y, nuestras fuentes son las quebradas: Parroquia, Coburgo, los Curos, Arrastradero, Sabaneta, Patio Bonito, El Trapiche, y en los ríos Batán, Chocho y Cuja.

Cabe recordar lo sucedido la tarde del día jueves 30 de octubre del año 2014 en Fusagasugá, cuando el desbordamiento de la quebrada la Parroquia dejó un muertos, un herido, 23 viviendas afectadas y 15 familias damnificadas que aún no han recibido atención en su totalidad. “Si ése fue el desayuno, cómo será el almuerzo?, escribió uno de nuestros lectores en la página de Facebook de Fusagasugá Noticias, la semana anterior, cuando pusimos el tema en la agenda informativa y encontramos hasta la respuesta del representante a la Cámara Guillermo Alfredo Molina Triana, actual presidente de la Comisión Quinta, quien se comprometió públicamente a presentar una proposición para trasladar a Fusagasugá su Comisión y debatir con la presencia del Ministro del Medio Ambiente, la situación del cerro Fusacatán, y buscar ayuda del gobierno nacional para mitigar la actual crisis.

Al respecto, el Concejo Municipal protagonizó un debate de control político este miércoles, en donde se hicieron las preguntas y hubo respuestas. Los concejales amigos de la actual Administración afirman que en Fusagasugá no va a suceder lo de Mocoa o Manizales. Solicitan a las comunidades ayudar con la protección del medio ambiente y consideran que se está trabajando. Otros más independientes indicaron que no estamos preparados para mitigar el impacto de una emergencia invernal y que la capacidad institucional es limitada. Y, los críticos fueron enfáticos en decir que las acciones de la Alcaldía se quedaron en el discurso de la falta de recursos económicos para realizar obras que permitan contrarrestar el riesgo.

Por su parte los líderes ambientalistas que participaron en el debate del Concejo aseguran que lo que se está haciendo son “pañitos de agua tibia“, que es latente el riesgo de una avalancha de grandes proporciones por la grave situación del cerro Fusacatán y que además de los proyectos habitacionales en la ladera del cerro, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, es la responsable por la deforestación del mismo y que no ha tomado las medidas del caso.

Lo cierto es que en varios sectores de Fusagasugá, cada vez que llueve medianamente, siempre hay desbordamientos, taponamientos, inundaciones, deslizamientos, y los Organismos de Socorro acuden a atender a los afectados, generalmente sin que se tomen los correctivos por parte del Estado Municipio para evitar que vuelva a suceder.

Comencemos a planificar desde lo público la destinación de un sitio adecuado para escombrera municipal, la puesta en marcha de la obligatoriedad de separar los residuos desde la fuente, la destinación de más policías ambientales para aplicar el Código Nacional de Policía y Convivencia, el pago de recompensas para quienes tengan el valor civil de denunciar con pruebas (fotos y videos) a quienes talan árboles, arrojan basuras a las calles, abandonan muebles en las vías públicas, o realizan construcciones en zonas de riesgo, etc…

Y, por último, entender que la Política es dinámica. Los que hoy se rasgan las vestiduras criticando, ayer tuvieron el poder y muy seguramente no hicieron lo correcto. Y los que hoy están Administrando, quizá mañana estarán siendo los que señalen con el dedo acusador. ojalá hoy hagan lo correcto.

Si no entendimos que debíamos cuidar nuestro entorno y continuamos arrojando el “papelito” a la calle. ¡Dios nos guarde y la naturaleza nos perdone! Aunque en Caracol Radio un experto hablando acerca de la tragedia sucedida en Manizales, dijo: “Dios perdona, la naturaleza no“.

Fusagasugá Noticias les deja el siguiente enlace, que nos puede enseñar algo al respecto:/http://vidamasverde.com/2011/separar-los-residuos-desde-la-fuente-trae-muchas-ventajas/