Una persona muerta en el lugar de los acontecimientos, otra que se debate entre la vida y la muerte, otro con fracturas en la pierna izquierda y uno con lesiones leves, fue el saldo del accidente que una vez más pone en entredicho la responsabilidad de los motociclistas en las vías. Además dos motorizados de la Policía resultaron lesionados al chocar contra un vehículo, también en la Panamericana, frente a la entrada de Maíz Amarillo, la tarde del miércoles.

Redacción: Fusagasugá Noticias

Como Heiner Enrique Ramos Pérez, sin más datos, fue identificado el cadáver del joven fallecido en el accidente de tránsito ocurrido alrededor de la 1 de la tarde del miércoles, en el  sector conocido como “la Puerta” kilómetro 63 + 500 de la antigua vía Fusagasugá – Girardot, aproximadamente 500 metros antes de la variante, en donde según el reporte oficial entregado por las autoridades la motocicleta KTM Línea 200 Duke, color blanco, modelo 2015, con placa OII74D, al parecer bajaba con exceso de velocidad y adelantó un tracto camión encontrándose de manera intempestiva con la motocicleta Bajaj, Línea Boxer CT 100 de placa GBH43E de color negro, modelo 2017, conducida por Rogger Israel Torres Aroca, quien resultó con fractura abierta en la pierna izquierda a la altura de la rodilla.

De igual manera el comunicado señala que resultó herida Zulma Yamileth Yate Aroca, quien se debate entre la vida y la muerte con un trauma cráneo encefálico severo, en la UCI de la Clínica Proinfo de Kennedy en la capital del país, a donde fue remitida en las últimas horas luego de ser atendida en el servicio de Urgencias del Hospital Departamental San Rafael de Fusagasugá. Igualmente, resultó con lesiones no graves Vianey Nieto Pérez, quien fue atendida y dada de alta en el hospital de esta ciudad.

También se conoció de otro incidente en donde una patrulla motorizada se estrelló contra un vehículo en la antigua Panamericana a la entrada del sector de Maíz Amarillo, resultando dos policiales con heridas de alguna consideración, siendo remitidos y atendidos en el Hospital de Fusagasugá, sin embargo la Policía de Tránsito no dio detalles del hecho.

Las autoridades están alarmadas con las cifras de accidentalidad de los motociclistas en los últimos días y estudian la posibilidad de adelantar una campaña pedagógica de seguridad vial, encaminada a concienciar a los residentes de la ciudad sobre la importancia de respetar las normas  y fomentar el sentido de responsabilidad hacia las mismas, con el objetivo principal de reducir los siniestros viales y colaborar en el ordenamiento del tránsito.