La indignación se generaliza por las comunidades a medida de que conocen el vil asesinato de “Paloma”, una perrita que perdió la vida luego de haber recibido un tiro en la zona del hocico el pasado fin de semana. 

Aunque inicialmente se dijo que la can había sido atropellada por un vehículo, un informe veterinario revelaría que el animal estaba herida por un proyectil, impacto que le destrozó la mandíbula y la lengua. 

El despiadado suceso se registró en el barrio Comboy, frente al terminal de transportes de Fusagasugá.

“Paloma”, era conocida por los lugareños, pues merodeaba por todas las calles y avenidas de la zona, correteando desde delincuentes, hasta  consumidores de sustancias nocivas. Quizás en ese afán, se topó con un desalmado, quien le propinó el disparo que la mató. 

Tras lo ocurrido y enterado del maltrato animal, la Personería del municipio Fusagasugá en cabeza del abogado, Jairo Andrés Godoy Murcia, rechazó la acción en contra de la mascota y afirmó que es un acto inhumano. 

 Así mismo precisa que el gobierno local deberá adelantar las investigaciones pertinentes para hallar al responsable e imponer sanciones ejemplares  frente al hecho.

En ese orden de ideas, invita a la comunidad para que cuide la vida e integridad de los seres sintientes. La ley establece que toda persona está obligada a respetar y abstenerse de causar daño o lesión a cualquier animal. Igualmente debe denunciar todo acto de crueldad cometido por terceros del que tenga conocimiento.

Redacción: Fusagasugá Noticias