Las medidas también cobijan al abogado contratista. El Juez de Garantías negó la medida de aseguramiento en centro carcelario o prisión domiciliaria por falta de argumentación de la Fiscalía.

Redacción: Fusagasugá Noticias

Última hora:
La Fiscalía les imputó los cargos de peculado por apropiación en concurso con celebración de contratos sin cumplimiento de los requisitos legales y el Juez de Garantías determinó que por falta de argumentación de la Fiscalía no los enviaba a la cárcel, ni a prisión domiciliaria, pero afirmó que los indiciados Adolfo Miguel Polo Solano ex rector de la UdeC y el abogado contratista César Augusto Moya Colmenares, cometieron “faltas gravísimas” al contratar sin la debida autorización del Consejo Superior de la UdeC, y en más de 8 oportunidades a través de la figura del “otro sí”, ampliaron los montos del presunto detrimento patrimonial a la Universidad por más de 45 mil millones de pesos, de acuerdo con el informe de la Contraloría. Los imputados no se hallanaron a cargos y están obligados a no salir del país, les queda prohibido ingresar a cualquier sede de la Universidad de Cundinamarca y deberán presentarse ante el Juzgado que desarrolle el juicio o a la Fiscalía cuando así lo determinen. “La vena rota del erario público colombiano se desangra por la contratación administrativa”, concluyó el Juez.
Noticia en desarrollo.