Leandro José Rojas Jerez de 26 años de edad perdió la vida al chocar violentamente su motocicleta con un poste, este viernes en la madrugada, exactamente en la carrera Segunda con Novena A de Fusagasugá.

Fusagasugá, julio 28 de 2018

Eran las 4 y 30 de la mañana del viernes cuando un fuerte golpe despertó la vecindad del barrio Antonio Nariño.

Un hombre en motocicleta había chocado violentamente contra el poste en cercanías a la esquina de la carrera Segunda con calle Novena A, quien de acuerdo con sus propios familiares estaba en estado de ebriedad,  e iba en contravía a una velocidad excesiva, lo cual le causo serias lesiones que le provocaron su muerte minutos mas tarde.

Según los vecinos del sector, al escuchar el estruendo del accidente salieron a verificar lo que había sucedido, encontrándose con la dolorosa escena.

Afirmaron que Leandro José Rojas Jerez de 26 años quien falleció iba en la motocicleta con otro hombre, también de nacionalidad venezolana quien intentó huir del sitio de los hechos tan pronto vio que su compañero estaba mal herido.

Sin embargo en Fusagasugá Noticias la Policía no corroboró la información de un segundo implicado, ni de el estado de alicoramiento de los dos hombres involucrados en el accidente de tránsito.

Rafaél Mosquera desde Puerto Cabello, estado de Carabobo en Venezuela, quien se identificó como familiar del fallecido nos informó que el cuerpo que se encontraba en Medicina Legal desde el viernes, pretendían repatriarlo a su lugar de origen: Valera, localidad del estado Trujillo, estado Andino al suroccidente del hermano país.

“Tengo entendido que el cadáver está en la morgue y nuestros familiares que se encontraban allá estaban tratando de gestionar todo lo relacionado con la repatriación del cuerpo pero sabemos que es un proceso bastante complejo debido a su muerte trágica y también que es de nacionalidad Venezolana”, nos dijo el señor Mosquera vía WhatsApp.

“Él iba sólo. El accidente ocurrió a poca distancia de donde él vivía. El se encontraba tomando unas cervezas con unos amigos y al parecer tomó la decisión de salir a esa hora de la madrugada a comprar algunas cervezas más. Esa es la versión que tengo por parte de nuestros familiares”.

“Nosotros tenemos varios familiares allá que emigraron de nuestro país debido a la situación económica crítica por la cual estamos atravesando.
Estamos sumamente agradecidos con el Pueblo de Fusagasugá por albergar a nuestros familiares”, señala Rafael.

“Mi familia estuvo necesitando ayuda económica para poder repatriar el cadáver pero nadie les colaboró, sin embargo se consiguieron los recursos y fue trasladado el cadáver hasta su lugar d eorigen”.