Varios presuntos ladrones han sido capturados por solidarios habitantes de Fusagasugá quienes manifiestan que la situación se está saliendo de control. Reclaman más píe de fuerza para combatir delitos.   

Por: Fusagasugá Noticias

A las seis y treinta de la tarde del domingo un sujeto armado de cuchillo atracó en los alrededores de la Institución Educativa General Santander a una enfermera que andaba sola por el sector. La intimidó y le quitó sus pertenencias.

Sin embargo la mujer gritó y consiguió que personas solidarias acudieran a ayudarla y lograron capturar al presunto delincuente que terminó en manos de la Policía después de unos golpes que le propinaron los solidarios habitantes y transeúntes, quienes recuperaron lo robado.

De otro lado este lunes mientras realizaban una ceremonia religiosa con motivo de unas exequias en la Iglesia San José Obrero del barrio Santander a las diez y treinta de la mañana, un par de ladronzuelos aprovecharon el descuido de los propietarios de los vehículos que se encontraban en la calle aparcados para abrir las puertas y robar toda clase de pertenencias.

Tan pronto fueron alertados, los propietarios de los automotores salieron en busca de los ladrones y lograron capturar a uno que se escondía en una calle ciega del barrio Emilio Sierra, a quien le propinaron algunos fuetazos, pero no le encontraron ningún elemento hurtado.

El otro sujeto logró escapar y llevarse el botín. Sin embargo, la insistencia de los afectados con el ladronzuelo capturado logró hacer que el otro apareciera con los artículos robados y los entregara. “Nos tocó hacer justicia por mano propia, pero sin excedernos”, señaló uno de las víctimas.

En Fusagasugá estamos cansados con tanto ladrón“, fue la expresión que escuchamos de uno de los solidarios habitantes de Fusagasugá que junto con algunos otros terminó solicitando de la Alcaldía que preside el licenciado Luis Antonio Cifuentes Sabogal más píe de fuerza de la Policía para combatir delitos.

También indicaron que si no se realiza una estrategia de seguridad ciudadana que genere resultados contundentes, van a tener que aplicar la justicia por mano propia.

Tres de cada 10 colombianos toma la justicia por mano propia vengándose de su agresor antes de denunciar. Esa es la principal conclusión de una reciente investigación de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre.

En otras palabras, la cultura del “ojo por ojo, diente por diente”, cada día se practica más en las ciudades, solo en Bogotá el 64% de las personas justifican el uso de la violencia en defensa propia. En la capital se registra un muerto por estos hechos cada tres días y entre 2014 y 2017 cerca de 300 personas fallecieron por linchamiento, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.