Las alertas tempranas del cerro Fusacatán

El informe que nos dejó igual.

Por: Rigoberto Cantor Bohórquez

Rigo Cantor

Según el Informe oficial de la Alcaldía con respecto a la situación del Cerro Fusacatán y la remoción de masas que se presenta en la quebrada La Parroquia sector conocido como ” Las Cascadas”, nos deja una sensación aún mayor de preocupación en los que hemos venido haciendo seguimiento continuo de este desplazamiento de terreno…

A continuación cito parte de este informe:

Fue un flujo de detritos (Sedimento de rocas, arcillas) y escombros en parte superficial con un volumen de 120 metros cúbicos, una parte quedó colgada y no llegó hasta el cauce de la quebrada y un segundo cuerpo llegó sólo hasta el borde, sin generar taponamiento, afectación o bloqueo“, caso contrario al registrado en terreno en el cual se evidencio que se está afectando un mínimo del 60% de su cauce en caso de una lluvia como lo evidencian las fotografías tomadas en domingo 23 de abril por el grupo multidisciplinario que realizó otra visita de control al terreno.

Además nos dan la razón en la apreciación que hicimos en cuanto a que si se presentan lluvias prolongadas se habrá un desplazamiento mucho mayor debido a que se  tienen dos cuerpos de material a punto de caer a la quebrada, uno en el borde y el otro “colgado” los cuales si afectarían todo su cauce, también añaden que “al revisar el tipo de material que se había deslizado, se estableció que era deleznable (se destroza con facilidad) liviano y fácilmente transportable por el cauce de la quebrada” con esta afirmación dicen que la quebrada puede arrastrar este material deleznable sola, pero más adelante en el mismo informe dice “la quebrada continúa con su flujo normal, no está erosionando y NO está transportando ese material” no se necesita ser experto para darse cuenta de la contradicción en el mismo informe…

Por otra parte tenemos otra inconsistencia con referencia a: “hasta el momento no se ha observado aumento en el tamaño del movimiento“en un área de 72 metros cuadrados “el material se encuentra con el mismo volumen de 120 metros cúbicos”  esto nos hace entender que no le han realizado el seguimiento que afirman, ya que con pruebas fílmicas de la academia se evidencia que en el lapso de un par de semanas  ha ido aumentando su volumen significativamente y por tanto también queda en tela de juicio la versión que se estarían realizando limpiezas graduales 2 veces por semana como se menciona en el informe.

También nos preocupa que al parecer no se hizo un reconocimiento en la parte alta del derrumbe para así cerciorarse que no se presenten fallas o grietas que puedan prever un desplazamiento de masas aún mayor al que se pudo observar a simple vista.

El Cerro Fusacatán nos está dando señales de alertas tempranas, las cuales es necesario permanecer atentos a ellas y hacerles un seguimiento riguroso para así evitar emergencias en el futuro, se debe continuar haciendo la tarea de visibilizar estas problemáticas con el fin de que los medios de comunicación informen a la comunidad  ya que ellos son la parte más afectada e interesada en saber los cambios geográficos y demográficos que están sucediendo en su entorno y  que exijan a las autoridades pertinentes hacer todo lo humanamente posible para evitar una emergencia.

Uno  Dos Tres

A continuación están las recomendaciones de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres para evitar emergencias durante la temporada de lluvias,  teniendo en cuenta estas recomendaciones es necesario como ya se mencionaba la articulación e inclusión de las comunidades con la Alcaldía, Autoridades Regionales y Nacionales que no se están presentan actualmente en la ciudad, así como tampoco se han tomado en serio los aportes de la academia en este campo y de diversas organizaciones sociales.

1) COMUNIDAD

  • Estar atento a la información proveniente de Ideam, Ungrd, Consejos Departamentales y Municipales de Gestión de Riesgo y entidades operativas.
  • Descargue en su celular la aplicación Yo Reporto. Sea parte activa de los procesos de gestión del riesgo.
  • Monitorear en su comunidad si tiene un riachuelo o canal cercano, verifique el cambio de nivel y notifíquelo; si vive en zona de ladera verifique cualquier cambio en el terreno y de aviso.
  • Reportar cualquier novedad al número único de Emergencias 123.
  • Motivar a sus vecinos a desarrollar Planes de Emergencia, donde establezcan quien será el responsable de informar a la comunidad y dirigir las actividades.
  • Estimular la consolidación de planes familiares de emergencia de manera que se conozca por todos los integrantes de la familia y que les permitan actuar de manera rápida en cualquier situación. Tenga a mano un maletín familiar de emergencia.
  • Realizar campañas de limpieza de canales o ríos que crucen por la comunidad y en las viviendas verifique el estado de las canaletas, realice la limpieza requerida, recolección de residuos sólidos.
  • Realizar mantenimiento preventivo de acueductos veredales y los sistemas de recolección de aguas Lluvias y/o alcantarillados.
  • Verificar el estado de la infraestructura de su comunidad, de manera que pueda servir de apoyo en algún momento.
  • Informar a las autoridades señales de peligro o cambios importantes que permitan la emisión de alertas oportunas.
  • Verificar el estado de la infraestructura comunitaria que pueda servir de apoyo en algún momento.

2) AUTORIDADES TERRITORIALES

  • Revisar los Planes de Contingencia existentes y actualizarlos de ser necesario, tanto los del municipio como de los diferentes sectores, especialmente Sector Salud, Sector Energético, Sector Productivo, Agua y Transporte.
  • Mantener el monitoreo de la información y alertas provenientes de Ideam y la Ungrd.
  • Realizar un trabajo conjunto con la Umata, Secretaria de Ambiente o Autoridad Ambiental correspondiente para el monitoreo de los cuerpos de agua, principalmente aquellos que puedan afectar a la población o los sistemas productivos.
  • Realizar monitoreo permanente de las zonas de laderas inestables
  • Verificar el correcto funcionamiento de la planta de tratamiento de agua y los demás servicios básicos del municipio.
  • Revisar el funcionamiento de sistemas de alerta temprana institucional y comunitario, de manera que estén activos frente a esta temporada.
  • Motivar a las comunidades para que adelanten el desarrollo de Planes de Emergencia, que les permita estar preparados y saber coma actuar frente a un posible evento por la temporada de lluvias.
  • Establecer con las instituciones publicas, privadas y comunitarias, principalmente con las instituciones educativas y entidades de salud, un plan de revisión estructural, de manera que puedan detectarse situaciones de riesgo y corregirse antes del inicio de la temporada.

3) AUTORIDADES NACIONALES

  • Revisar, actualizar y socializar los planes institucionales previstos ante la temporada.
  • Alistamiento preventivo de las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – SNGRD
  • Promoción de mensajes claves y campañas educativas frente a los riesgos y medidas de prevención para la Temporada de Lluvias.
  • Activación de sus oficinas descentralizadas y revisión de los preparativos adelantados frente a esta temporada. Apoyo a los Consejos Departamentales y Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres.

El señor Darwin Barbosa en el evento de la UdeC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *