A solicitud de la Empresa de Servicios Públicos de Cundinamarca EPC, este miércoles se efectuó el inicio de la Socialización del Avance del Proyecto de Estudios de Prefactibilidad para el Embalse del Sumapaz, con el fin de solventar la demanda del vital líquido en esta región de Cundinamarca.

Al evento asistieron líderes comunitarios, sociales y políticos de Arbeláez, Silvania Pasca y Fusagasugá.

Este plan nace desde las proyecciones de que el municipio de Fusagasugá cuenta con pocas reservas para satisfacer a sus más de 180 mil habitantes. Teniendo las mismas complejidades municipios aledaños como Pasca, Arbeláez y Silvania.

El ingeniero de prefactibilidad del embalse, Gilberto González, indicó que la reunión tuvo como propósito fundamental, la presentación del plan y la factibilidad de su construcción.

Aclaró que nada está dado por sentado, “estamos frente a la consulta y socialización, para que luego de ello sea la Corporación Autónoma Regional (CAR), la encargada de determinar si la obra es viable o no”, puntualizó.

Recalcó que, para la construcción de este embalse, es necesario la evaluación de varios escenarios, dentro de ellos “los Términos de Referencia del Diagnostico Ambiental y las Referencias Alternativas”, especificó el profesional de la ingeniería, detallando, que cada requerimiento  ameritaría un análisis exhaustivo para determinar si es positiva la construcción de este tipo de obras.

Agregó que ya hay unos estudios de carácter técnicos adelantados, sin embargo, insistió en que no hay nada concreto hasta que la autoridad ambiental (Corporación Autónoma de Cundinamarca, CAR) haga sus consideraciones.

Hasta ahora no tenemos una selección definitiva, solo posibilidades que se están presentando a la CAR, dentro de estos el diagnóstico de factibilidad para que sean compaginados con todos los impactos ambientales y sociales, el diagnóstico de alternativas, diseños, permisos y licencias“, determinó.

Dentro de la presentación de todo el informe elaborado por el cuerpo de especialistas y profesionales del tema, se habló que en  la provincia del Sumapaz hay nueve alternativas para la construcción de las represas, pero que tres son las más viables de acuerdo a las consideraciones del comité técnico involucrado en estos trabajos.

Una de las alternativas es una presa de agua sobre el río Barro Blanco del municipio Pasca y dos en el río Cuja de Fusagasugá.

González añadió a su intervención que tales obras están ajustados al Plan de Desarrollo Departamental de la actual administración de Cundinamarca, que, dentro de su programa orientado a los recursos hídricos, habla de las estructuras para proteger el consumo de agua potable para las poblaciones.

Se hizo un barrido de posibilidades de acuerdo con los principales afluentes que existen en la provincia del Sumapaz, que esta además decir que posee una riqueza hídrica impresionante, ajustándolo a las condiciones ambientales y geográficas y haciendo su proyección de utilidad para el año 2050″, explicó.

Recalcó que luego de las consideraciones de la Corporación Autónoma Regional, ente que no participó en el evento, una obra de esta envergadura se estaría concluyendo entre los años 2025 y 2030.

“Los proyectos son para la gente y no podemos pasar por encima de ellos”

Adelantando que este tema ha generado inquietudes, sobre todos a los residentes del municipio de Pasca, el gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Fusagasugá EMSERFUSA, Julián Duarte Castellanos, precisó que este tipo de proyectos buscan generar desde las instituciones, soluciones a los problemas de los ciudadanos, “son proyectos para el bienestar de la gente y no podemos pasar por encima de ellos”, determinó.

En ese contexto dejó claro que la cita de este miércoles es un proceso que abre la puerta a la socialización del proyecto por parte de todos los entes involucrados y la ciudadanía en general, en concordancia al igual a una solicitud hecha por el Ministerio Público, representado en el municipio por por el personero de Fusagasugá, Jairo Andrés Godoy Murcia.

Por su parte y a tono con lo anteriormente descrito, el Personero indicó que el tema de debate surge de una serie de veedurías que se realizaron en el Sumapaz, donde se consideró importante evaluar las complejidades de suministro de agua en la región y qué se podía hacer para solucionarlo.

Precisó que la comunidad debe estar al frente de cada momento de este Proyecto, pues al fin de cuentas “ellos serán los beneficiados o perjudicados por estas obras”.

Dijo que hay que entender que “a pesar de que la provincia del Sumapaz es rica en recursos hídricos, no todo puede dejarse a la naturaleza y que corresponde a los ciudadanos la protección de los espacios ambientales, al tiempo que enfatizó que las debilidades que hoy se presentan, en gran medida es responsabilidad de los mismos habitantes por el mal uso que le dieron al recurso líquido”.

Municipio de Pasca encendió el debate

Aunque a la reunión no asistió el alcalde del municipio de Pasca Carlos Muñoz, y contradictoriamente faltó una autoridad en representación de la CAR, sí acudió Yamit Gutiérrez, concejal del municipio de Pasca, quien reclamó que a pesar de ser esa localidad uno de los escenarios que aportará soluciones, sigue siendo considerada “la oveja negra de la provincia del Sumapaz”.

Pasca es un municipio que se ha ido acabando y en base a los especificado en este Proyecto, observo que será la más perjudicada, los problemas que durante años tuvimos y aún tenemos, desaparecieron en esta presentación, nombraron a Pasca de último y nos están condenando”, fustigó.

Tras la denuncia pública, en respuesta a las aseveraciones del Concejal, el gerente de EMSERFUSA, dijo que “el concejal de Pasca está dando por sentado que la obra se realizará en el municipio que representa, sin embargo insistimos que es un proceso de socialización de la prefactibilidad de las obras, hablar de un embalse en Barro Blanco- Pasca, es solo una alternativa , será la CAR, quien tenga la última palabra”, finalizó.

Redacción: Fusagasugá Noticias 

Fotos: Martha Cobos