Después de la bajada de los pantalones de Mockus en plena instalación del nuevo Congreso de la República este 20 de julio, la anunciada renuncia del expresidente Uribe a su curul en el Senado se ha convertido en el mayor show político del nuevo legislativo, después de la más profunda meditación, el jefe de la bancada uribista determinó que no se va, y le ordenó a su buen muchacho Macías nuevo presidente del Senado, que no tramitara su solicitud.

“Por petición de Álvaro Uribe Vélez de no considerar su carta de renuncia al Senado de la República, me abstendré de tramitarla. El documento se lo devolveré personalmente”, escribió Macías en el tuit en el que difunde, finalmente, la carta del expresidente”.

La Honorable Corte Suprema me ha llamado a indagatoria, me siento moralmente impedido para actuar como senador y al mismo tiempo adelantar mi defensa. Por lo anterior renuncio al Senado de la República y pido se me acepte la renuncia“, dice la misiva que, en su momento, generó un revolcón político en el país.

Esta decisión, que ha echado para atrás el senador líder del Centro Democrático, respondió a una investigación que la Corte Suprema de Justicia adelantada en su contra por un proceso por presunta manipulación de testigos.

He pedido al senador Ernesto Macías, Presidente de la Corporación, que retenga sin considerar mi carta de renuncia. Por razones de honor nunca ha estado en mi mente que la Corte Suprema deje de conocer el caso para el cual me citan a indagatoria“, escribió el expresidente Álvaro Uribe a través de su cuenta en Twitter minutos antes de que Macías siguiera el protocolo.

Reacciones

El Centro Democrático afirmó que es importante contar con la guía del exmandatario, porque eso le genera confianza a la bancada.

El senador Ciro Alejandro Ramírez dijo que “el senador más votado en la historia del Senado, es una persona que genera confianza, sobre todo para el comienzo del gobierno de Iván Duque. Estamos contentos de que nos esté acompañando, le habíamos pedido no renunciar porque la bancada y el país lo necesita en el Senado”.

Mientras que el congresista José Obdulio Gaviria dijo que el expresidente Uribe tomó la mejor decisión. “Muy bien, casi que diría: ‘siguiente punto en el orden del día’, ya fue una materia tratada, debatida y ha tomado una muy buena decisión”.

El senador del Partido de la U Armando Benedetti, dijo que siempre pensó que Uribe se arrepentiría de dimitir.

“Yo siempre advertí que el presidente Uribe no iba a renunciar, era más bien una forma de hacer un show, de llamar la atención, casi que amedrentar a la misma Corte y hubiera sido una tragedia para el Centro Democrático y el gobierno de Duque”.

El senador Roy Barreras indicó por su parte que “el expresidente Uribe amagó, pateó y pegó en el palo la renuncia y me parece que le hizo más caso a sus senadores huérfanos que a sus abogados y buenos amigos”.

Carlos Antonio Lozada, del partido Farc, dice que respeta la decisión personal del senador Álvaro Uribe, pero insiste en que debe responder ante la JEP.

“Es fundamental que todos los intervinientes en el conflicto comparezcamos ante las Jurisdicción Especial para la paz y él fue dos periodos comandante en jefe de las Fuerzas Militares. Nos parece importante que el expresidente no solo acuda a la Corte Suprema, sino también ante la JEP”, manifestó.

El excandidato presidencial Gustavo Petro no se quiso referir al tema pero sí dijo “allá él que ordene su cabeza. Después hablamos”.

Conclusión  

Diferentes interpretaciones generó el calificativo de “insustancial” que utilizó el expresidente Álvaro Uribe para referirse a su renuncia al Senado en la rueda de prensa que citó en su finca, pero la que más nos llamó la atención es que el máximo líder de la derecha en Colombia podría ser un experto manipulador. Ustedes qué opinan?

Las reacciones fueron tomadas del portal de RCN Radio.