La adhesión de la campaña del Partido Colombia Renaciente a la causa del Centro Democrático para la Alcaldía de Fusagasugá. En política no hay principios, ni valores.   

Por: Alejandro Castro Guerrero

Se venía escuchando con suma frecuencia que José Ricardo Rodríguez Díaz no despegaba en su propósito de empoderarse para encaminar una propuesta válida con vocación de poder, de cara a las elecciones regionales del 27 de octubre 2019, para la Alcaldía del municipio de Fusagasugá.

Todo se esperaba, menos que José Ricardo terminara en las toldas del Partido Centro Democrático, tras haber tratado de competir en la U por el aval, y después de irse a generar discordias en el nuevo movimiento político que nació en un grupo de aliados del expresidente Juan Manuel Santos, quienes sostienen ser abanderados de los diálogos de La Habana y férreos defensores de la paz.

Colombia Renaciente fundamentado en la filosofía africana Ubuntu, es muy distante a los principios que reza el Centro Democrático, que interpretan al senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez: seguridad democrática, confianza inversionista, cohesión social, etc…

Santos y Uribe son como el agua y el aceite. Pero los entendidos afirman que la política es dinámica; que sepamos, en ninguna otra parte del país estas dos agencias políticas han logrado -acuerdos programáticos- solamente en Fusagasugá.

Rodríguez dijo la tarde de este sábado en su discurso público en el Polideportivo del barrio La Independencia en la comuna Norte, que “nosotros comenzamos a estructurar una Fusagasugá que pudiera cambiar lo que hoy está enquistado, lo que hoy está anclado, y es una gobernabilidad sin oportunidades, pero también una oportunidad que debemos tener todos en un nuevo gobierno que sea alejado de la corrupción y de las maquinarias, porque  allá tenemos que llegar“, sostuvo.

Para ser equitativos, también hay que destacar la alianza del MIRA con la U y Cambio Radical en Fusagasugá, a sabiendas de las diferencias ideológicas, cuando en el resto del país se acercaron al Partido Conservador, y actualmente hacen parte de la coalición de Gobierno con el CD y COLOMBIA JUSTA-LIBRES.

No hay ética, ni moral en la política, no hay principios ni valores; cómo decía mi abuelo, “que entre el diablo y escoja“.

La mayoría de aspirantes a ser alcaldes de Fusagasugá hablan en contra de la corrupción y de las maquinarias, pero esos mismos andan en campaña con la maquinaria del Gobierno Rey ayudando a Nicolás García, posiblemente el próximo gobernador de Cundinamarca, que se encuentra involucrado en los escándalos del denominado volteo de tierras”. Y todos ellos han estado de Partido en Partido, con los mismos, en las mismas.

Hay que anotar, que el gestor de la alianza Aleyda GaviriaRicardo Rodríguez, es el exsenador, y exviceministro del interior Carlos Roberto Ferro Solanilla, quien está muy de cerca a la señora Aleyda, ayudándole en su proceso, que consideramos a partir de la fecha, empieza a decaer, igual que le ocurrió a Jairo Hortúa Villalba con la adhesión de Luz Fany López.      

Alejandro Contreras va hasta el final, lo afirma categóricamente.

Mahecha y Cardona se mantienen, los demás candidatos aparentemente llegarán al 27 de octubre para mostrar sus garras, de gato o leopardo.

Es decir, todos son lo mismo de lo mismo, no hay una opción que esté lejos de Cifuentes, Leonor, Ferro, Tamayo, y Molina; los jefes políticos de los últimos años en Fusagasugá.

Y, cuando un puñado de fusagasugueños le dieron la oportunidad a unos líderes diferentes, se encontraron con las mismas o peores prácticas y el atraso que aún está vigente.

Ahí está Bogotá, Distrito Capital, en donde el voto de opinión sí cuenta, tres gobiernos de izquierda, que llevaron la ciudad al traste, un fracaso total.

Aquí el voto de opinión no existe, o habrá una mínima cantidad de habitantes que de pronto intervengan, pero no son determinantes.

Lo cierto es que las campañas hacen mucho ruido, contaminan el ambiente con perifoneos y grandes pancartas, y hasta agravan la movilidad con vehículos y bicicletas publicitarias. Se van de publireportaje en publireportaje en las emisoras de radio y han comprado páginas de Facebook para desprestigiarse entre sí.

Otras van más allá y tienen cientos de perfiles falsos denigrando en facebook, y hasta malévolos hackers.

Así es la política, sucia y perversa, pero la invitación es a participar activamente, a votar libremente para derrotar la abstención, que nos mantiene jodidos.