Anuncian reunión de la Alianza Verde este lunes en Fusagasugá. Buscan ambientar la precandidatura de Sergio Fajardo.   

Por: Alejandro Castro Guerrero

Según la información fragmentaria entregada por Código Caracol, sección política de Noticias Caracol de las 7:00 de la noche, la senadora Angélica Lozano estará en Fusagasugá este lunes 1 de marzo en una reunión que habría convocado el alcalde Jairo Hortúa Villalba con sus más cercanos colaboradores.

Angélica Lozano, oriunda del municipio de Arbeláez – sobrina del líder conservador Jesús Hernando Lozano Díaz – (compañera sentimental de la alcaldesa Mayor de Bogotá Claudia López), se habría comprometido a traer al candidato Sergio Fajardo, quien se encuentra muy preocupado por la trascendencia de la precandidatura de su copartidario Camilo Romero.

Además, tratarán de moverse de la mejor manera para no permitir el avance de la precandidatura del exgobernador de Boyacá Carlos Amaya, quien esta semana se manifestó agradeciendo por el cambio de estrategia de cara a consolidar una candidatura única de centroizquierda en las próximas elecciones legislativas de marzo 2022.

Desde hace varios meses, los “verdes” sostienen encuentros con el exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo, el exministro Juan F. Cristo, el excongresista Juan M. Galán, el exjefe del equipo negociador de paz, Humberto de la Calle, el senador Jorge E. Robledo y la representante a la Cámara Ángela María Robledo para la construcción de esta coalición.

La idea es que todos se enfrenten en una consulta o votación en las elecciones legislativas de marzo del 2022 para que salga un candidato único que compita por la Presidencia de la República.

EL TIEMPO supo en las recientes reuniones de estos sectores políticos, Alianza Verde había manifestado que el primero de junio tendría definido a su candidato para competir con el resto de aspirantes por el cupo a la primera vuelta, decisión que se habría reversado en las últimas horas.

El aplazamiento sembró algunas dudas en varios de los sectores políticos que conforman esta coalición, los cuales comienzan a ver un asomo de indecisión en diversos sectores de Alianza Verde.

Los “verdes” en Fusagasugá y el Sumapaz

Por su parte, el alcalde del municipio de Fusagasugá quien ya trajo a Fajardo recién posesionado como mandatario, estaría de forma muy sigilosa realizando toda clase de “malabares” para ayudar a su precandidato.

Hay total hermetismo, pero se pudo establecer desde Noticias Caracol que este 1 de marzo se llevará a cabo un encuentro en algún lugar del municipio de Fusagasugá o Arbeláez, sin conocerse la hora, pero que buscaría organizarse para apalancar el proceso dentro del partido que permita que Fajardo logre un gran apoyo en la Provincia del Sumapaz. Y de paso auscultar para lograr un consenso en torno a un nombre para la candidatura a la Cámara de Representantes por Cundinamarca.

Incluso, se especula que Hortúa utilizaría la nómina paralela que maneja desde la Administración Municipal con más de 400 ordenes de prestación de servicios, para de alguna manera sumarlos al proceso.

Hay que anotar, que en la nómina paralela de la Alcaldía del municipio de Fusagasugá hay exconcejales, familiares y amigos de concejales y exconcejales, excandidatos al Concejo Municipal de todas las vertientes políticas, y que en su mayoría ni son profesionales, ni cuentan con más de 6 meses de experiencia laboral.

Descargue aquí una copia de la nómina paralela 

Mientras tanto, este sábado se reunieron para firmar el “Pacto Histórico”, en Fusagasugá, en donde hubo delegaciones del Partido Comunista Colombiano, Comunes (Farc), Somos, UD, Fusagasugá Nueva Alternativa, Colombia Humana y Polo Democrático, quienes en últimas también harán parte de la gran alianza de la izquierda colombiana que terminará, posiblemente con un único candidato presidencial: Gustavo Petro. 

Foto: Benjamín Gómez
Y el municipio de Fusagasugá con un burgomaestre que con su discurso “distractor”, afirma cada vez que tiene la oportunidad que “hay que hablar bien de Fusagasugá, que debemos tener sentido de pertenencia”, y el municipio plagado de delincuencia, con las vías llenas de vehículos mal parqueados, ocupando el cuarto lugar en Cundinamarca por accidentalidad vial, sin suficiente agua potable, sin estrategias para la reactivación económica tras la pandemia por la Covid-19, y para completar con las cifras más altas de contagio en el centro del territorio colombiano.
Y eso que no enumeramos que el viento de la corrupción sopla fuertemente en la empresa de los servicios públicos, que los matarifes deben enviar sus reces para sacrificarse al vecino municipio de Granada, y que como cosa rara, los pequeños y medianos constructores ven con preocupación que el mandatario ha ordenado subir al quinto piso los procesos para trámites de licenciamiento.