La denuncia fue hecha por el representante a la Cámara de la Alianza Verde, Iván Marulanda en la discusión de la Reforma Tributaria.   

Estamos dándole 1 billon 800 mil millones de pesos al año en beneficios tributarios a un sector financiero que gana un 30% más cada año, frente a una economía que no crece”, señaló el congresista.

 

La Reforma Tributaria fue aprobada en primer debate este martes, en las Comisiones Económicas de Senado y Cámara; ahora la discusión será en las plenarias de ambas cámaras.

La mayoría de los senadores de las comisiones terceras le dieron el sí a la Ley de Crecimiento que se discute en el Congreso de la República y que reemplazará a la Ley de Financiamiento que fue declarada inexequible por la Corte Constitucional.

La votación que se dio en bloque fue votada positivamente por 25 votos a favor y 3 en contra en Cámara y por 13 votos a favor y 3 en contra en el Senado. Congresistas como Katherine Miranda, Gustavo Bolívar y David Racero votaron negativamente.

Al término del debate, el viceministro Juan Alberto Londoño agradeció a las comisiones terceras y expresó que esta reforma traerá mayor estabilidad fiscal y en consecuencia un mayor crecimiento económico. “Esto es un mensaje de que podemos crecer y podemos llegar a acuerdos (…) le cumplimos a los mercados, tenemos una economía sólida”, indicó Londoño.

El texto aprobado contempla la devolución del IVA al 20% de la población colombiana que se encuentra en condición de pobreza, la reducción gradual en los aportes de salud a los pensionados y los beneficios tributarios para aquellas empresas que contraten jóvenes.

Este apenas es la primera de varias batallas que supera la reforma, pues aún falta que pase por las plenarias de la Cámara y del Senado.

Aunque este es un triunfo importante para el gobierno, pues queda definido el panorama tributario del año entrante desde muchos sectores consideran que tal y como fue aprobada en el primer debate puede que no cumpla su función de aumentar el recaudo fiscal y cerrar el déficit fiscal.

En parte, se va a presentar una disminución en el recaudo porque si bien la reforma aumenta los ingresos por impuestos, de otra parte ofrece descuentos para reducir la carga impositiva que hoy tienen las empresas. Además, los beneficios anunciados esta semana por el Gobierno para pensionados, jóvenes desempleados y población más vulnerable tienen un costo superior a los $3 billones.

Si bien estos beneficios son válidos, pues mejorarán el desempeño empresarial y generan una señal de justicia social,  lo cierto es que no hay plata para tanto gasto.

El gobierno es consciente de esto y por tal motivo desde ya está buscando recursos para tratar de apalancar los gastos fiscales que se vienen. De hecho a finales de la semana pasada desde el Ministerio de Hacienda y Crédito Público le pidió a Ecopetrol liberar más de $3,6 billones, correspondientes a utilidades guardadas de los años anteriores.

Con información de Dinero