Se niegan a prestar el sanitario a personas vulnerables, según un usuario que después de comprar dos productos con un costo superior a 40 mil pesos para repeler alta fiebre de una menor, solicitó el favor.

Fusagasugá, 21 de septiembre del 2018

Un padre de familia que luego de salir del consultorio médico con la fórmula acudió a la Droguería Alemana ubicada en la Avenida Manuel Humberto Cárdenas para adquirir los medicamentos, se encontró con la sorpresa de que las funcionarias que le vendieron los productos, no le facilitaron a su hija menor de 8 años de edad el sanitario para que la niña orinara.

El progenitor acudió a la asesoría de un jurista alegando que el establecimiento comercial estaba siendo contraventor del Código Nacional de Policía que rige en Colombia desde el 30 de enero del año 2016.

Es obligación de todos y cada uno de los establecimientos de comercio abiertos al público, prestar el servicio de baño a niños, mujeres en evidente estado de embarazo y adultos de la tercera edad cuando así lo soliciten, sin importar que los mismos sean sus clientes o no”. Multa de $98.362 (4 SMDLV) Multa General Tipo 1 Suspensión temporal de actividad, señala el profesional.

La norma contempla que los establecimientos abiertos al público tienen la obligación de poner a disposición los sanitarios para que las personas los utilicen sin necesidad de generar algún consumo”, advirtió.

Añadió además que: “Será potestad de los establecimientos de comercio en mención el cobro del servicio enunciado el cual deberá ser regulado por los correspondientes entes territoriales.”

Este punto es especialmente importante en los casos en que el establecimiento de comercio funciona en la misma casa de habitación, donde será necesario adecuar un baño de uso público para evitar tener que dar acceso al baño privado a personas extrañas.

Lo anterior aplica para cualquier establecimiento abierto al público, esté formalizado o no, puesto que el usuario al que se le niegue el acceso al baño puede recurrir a las autoridades para denunciar la situación y estas llegarán a verificar el cumplimiento de todos los requisitos que debe cumplir el establecimiento de comercio para poder funcionar, de modo que si el establecimiento es informal con mayor razón debe evitar que sea denunciado.

Los hechos ocurrieron este viernes a las 13 horas 35 minutos, en la Droguería Alemana (UNIDROGAS SA) de la Transversal 12 número 16 A 89 de la ciudad de Fusagasugá, en donde el padre de familia compró según resolución factura número 18762008772726 dos medicamentos: Novalgina gotas frasco por 10 m, y Eritromicina 200 mg frasco por 6 por un valor total de 43 mil 700 pesos.

La niña presentaba un serio cuadro de fiebre severa, consumió los medicamentos en el establecimiento comercial y luego solicitó el servicio de sanitario para orinar, y le fue negado por las funcionarias quienes argumentaron que era norma de la administración.

El padre de la menor buscó el apoyo policial para reclamar sus derechos como usuario y consumidor pero no encontró en las cercanías al sitio a un uniformado.

“Hacemos pública la denuncia a través de este medio a ver si las autoridades pertinentes le aplican el Código Nacional de Policía y Convivencia o en su defecto para que los usuarios no compren en esta clase de establecimientos”, señaló el progenitor de la niña.