Los científicos que se ocupan de investigar sobre métodos anticonceptivos llevaban 30 años tratanto de comprobar o derribar un mito: ¿los métodos anticonceptivos aumentan la probabilidad de contraer VIH? Un nuevo estudio, publicado en la revista médica The Lancet, puso fin a la duda.

 El estudio comparó las tasas de infección por VIH entre las mujeres que usan inyecciones hormonales con aquellas que usan un DIU (dispositivo intrauterino o espiral) o un implante. Participaron más de 7,800 mujeres en Eswatini, Kenia, Sudáfrica y Zambia.

Imagen relacionada

En 2011, otro estudio publicado en The Lancet publicó evidencia de que las mujeres que usaban inyecciones de progesterona como método anticonceptivo tenían el doble de chances de ser VIH positivo. Según The Guardian, otras investigaciones publicadas en 2015 encontraron que las mujeres que usaban las inyecciones para la anticoncepción tenían 40% más probabilidades de contraer el VIH. Sin embargo, los autores dijeron que los peligros tenían que ser equilibrados contra el riesgo de una mujer de un embarazo no deseado, lo que también podría poner en peligro su vida. La OMS dijo en 2017 que las mujeres deben ser informadas del riesgo.

El estudio publicado esta semana no encontró diferencias entre el riesgo de contraer VIH y los métodos anticonceptivos, que fueron seguros para prevenir embarazos.

Sin embargo, existe una preocupación por la alta tasa de infección por VIH entre las mujeres en el ensayo, que fue de 3.8%, y peor en mujeres menores de 25 años. La tasa de infección fue más alta que la tasa de “riesgo sustancial” del 3% que la OMS dice que debería desencadenar el uso de PrEP (profilaxis previa a la exposición), un medicamento antiviral diario que protege contra las infecciones.

“El estudio destaca la necesidad de intensificar los esfuerzos de prevención del VIH en estos países de gran carga, especialmente para las mujeres jóvenes”, dijo la Dra. Rachel Baggaley, del departamento de VIH y Hepatitis de la OMS, a The Guardian. “Estos deben incluir proporcionar pruebas de VIH y una variedad de opciones de prevención de VIH dentro de los programas de servicios anticonceptivos”.

El estudio también encontró una tasa más alta de infección de VIH entre las mujeres en el sur de África. En muchos países africanos con altas tasas de VIH, las mujeres usan predominantemente DMPA-IM, conocida como Depo-provera, inyecciones de tres meses que les permiten mantener el uso de anticonceptivos en secreto de su pareja. Sin embargo, dado que no está relacionado con el uso de anticonceptivos de progesterona, lo que habría que hacer, según el estudio recomienda, es fortalecer los programas de prevención de VIH en esos países.

Fuente: EFE