Los 15 presuntos delincuentes estaban liderados por alias “Karem”, quien hasta en pañales transportaban marihuana tipo creppy y bazuco. Además regalaba las primeras dosis para generar adicción en menores. 

Esta banda delincuencial instrumentalizaba menores de edad para la venta y distribución de las sustancias, entre ellos un neonato hijo de la cabecilla quien transportaba los estupefacientes en el coche del menor hasta los sectores de expendio y distribución; “alias Karen” se encuentra vinculada con 03 homicidios por el control territorial, con lo cual se logra el esclarecimiento de los mismos.

Es de anotar que esta estructura generaba una utilidad de 30 millones de pesos mensuales, producto de la comercialización de mas de 6 mil dosis de marihuana tipo creppy y bazuco, las cuales en algunas ocasiones eran suministradas de forma gratuita para generar adicción, especialmente a menores de edad.

Los capturados fueron dejados a disposición de las autoridades competentes por los delitos de Tráfico, Fabricación o Porte de Estupefacientes y Fabricación, instrumentalización con menores de edad para hechos delictivos, concierto para delinquir a quienes se les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Coronel Gustavo Adolfo Martínez Bustos, subcomandante de la Policía Cundinamarca