Reflexiones sobre coyuntura económica y fiscal”( Y de los programas de gobierno y las reformas estructurales qué?).

Por: Henry Amorocho Moreno 

En Colombia existe un diseño interior de los valores humanos de amplios sectores de nuestros nacionales que, coincide en buena parte, con el anacrónico, desueto e inefectivo diseño institucional colombiano que, es pertinente reformar. Puesto que, desde inicios de la presente administración gubernamental, se debió reescribir nuestro contrato social; entre otras, por no haber generado modificaciones de manera estructural a leyes como la planeación, el presupuesto, la tributación, las pensiones, la salud, el régimen electoral, la reforma administrativa, la laboral y la ley de regiones, entre algunos otros temas centrales de raigambre Estatal.

Sin embargo, pasaron aproximadamente 4 Años de gestión estatal, y nunca se adelantaron reformas estructurales; por lo cual le corresponderá al Presidente y al Congreso de la República del periodo 2022-2026 realizarlas. Por tanto, Señores pre- candidatos Presidenciales, menos discursos y más compromisos reales y de cara al país que, se fundamenten en verdaderos programas de gobierno; y no en altisonantes y vagos discursos promeseros; sin sustento cuantitativo sobre la financiación de la inversión pública con la que, se deben ejecutar realmente los programas y proyectos de Inversión del próximo cuatrienio.

Asimismo, el próximo Presidente de la República, deberá llegar al menos con las 9 reformas estructurales arriba referenciadas, para ser debatidas de manera amplia y suficiente y elevadas luego a ley de la República, teniendo como únicos referentes, los de satisfacer efectivamente las necesidades de la colectividad y la transformación de nación, en el ¡ojalá! próximo honorable congreso de la República.