La revelación fue hecha por el Centro de Predicciones Climáticas (CPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Al 75 por ciento aumentaron las probabilidades de que, en los países de Centro y Suramérica, con costas en el océano Pacífico padezcan un nuevo fenómeno de ‘La Niña’, informó el Centro de Predicciones Climáticas (CPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), la agencia del clima de los Estados Unidos.

El informe del experto Juan Carlos Domínguez para EL TIEMPO, dice que un análisis de los datos reportados por la llamada Red-TAO, un sistema de 70 boyas climatológicas, ubicadas a lo largo de la zona ecuatorial del océano Pacífico desde las costas suramericanas hasta Indonesia, indicó que, para el mes de agosto, la temperatura de las aguas superficiales del océano, hasta los 200 metros de profundidad registrando temperaturas por debajo de los normal.

Añadiendo que, los vientos que inciden en el Pacífico ecuatorial también tuvieron comportamientos anormales, cercanos a los modelos que permiten indicar la llegada de ‘La Niña’.
El reporte de la agencia, que se conoció esta semana, dice que, tras lo analizado hasta finales de agosto, indica que la intensidad del evento sería ‘moderado’ pero no se determinó una posible duración.

Por su parte, La Oficina de Meteorología del Gobierno de Australia (BOM) reportó a comienzos de este mes un enfriamiento en las aguas superficiales de las zonas central y oriental del océano Pacífico ‘hacia los umbrales de La Niña’, así como a un aumento en la fuerza de los vientos alisios durante los últimos tres meses.

“Los modelos climáticos indican que es probable que se enfríe más”, dijo esa oficina que entregará la próxima semana un nuevo informe sobre el tema.

Por último, el Boletín de Análisis Climático, de septiembre, del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (CIIFEN), indica que los modelos de predicción estiman para el trimestre septiembre – noviembre 2020 indican altas probabilidades de ocurrencia del fenómeno de ‘La Niña’.

Las dos entidades consultadas coinciden con lo reportado por la Noaa.
La probabilidad ha venido creciendo durante lo corrido del año, al iniciarse en neutralidad completa, la que ha venido cambiando al paso de los meses y creciendo y. al parecer, desde este mes hasta octubre se desarrollaría por completo para que comience a afectar directamente para finales de año.

Para Colombia, en particular, ‘la Niña’ trae precipitaciones desmesuradas y alta humedad y merma en las temperaturas, lo que tiene implicaciones directas en la abundante oferta de agua para el sistema hidroeléctrico.

Por lo anterior, con el fenómeno por venir, la oferta de agua será tan excesiva, que causaría inundaciones en los cursos medios y bajos de los ríos, afectando a las poblaciones ribereñas, así como graves problemas de presencia de hongos en todo tipo de cultivos (comerciales, industriales y de pancoger).