El director de la Oficina de Gestión de Riesgos del departamento de Cundinamarca, Germán Ribero, calificó de “calamidad pública” la vía hacia el Llano colombiano.

Explica que la carretera está inservible a consecuencia de los reiterados deslizamientos de tierra y que el departamento ya no tiene capacidad económica para seguir atendiendo la emergencia, que además sigue empeorado.

Ribero manifestó que la solución a esta situación se sale del control del orden departamental y que tiene que ser el Ejecutivo el que ponga manos en el asunto.

Es importante recalcar que a medida que suceden los aguaceros en la zona, más y más partes de la montaña,se vienen sobre la arteria vial.

“Se le abre la solicitud a la Nación para que sea desde allí que se tomen las decisiones y haga las inversiones que se requieran, para estabilizar en el kilómetro 58 la montaña” explicó German Ribero.

Redacción: Fusagasugá Noticias