Se trata de un procedimiento que se realiza en situaciones como las elecciones.

El documento firmado por el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, dice que el Ejército al igual que la Policía se encuentra en alerta con el fin de prever cualquier situación irregular que pueda poner en riesgo la seguridad y de igual forma extremar las medidas de seguridad para evitar cualquier hecho de violencia.

Los acuartelamientos – que suspenden vacaciones, permisos, entre otros – se realizan para garantizar disponibilidad de tropas y que estén prestos ante cualquier requerimiento que pueda darse por alteración del orden público en medio de las marchas que se llevarán a cabo en todo el país.

Esto a raíz de los llamados de violencia que han hecho a través de redes sociales, sujetos encapuchados que incitan a violentar el servicio público en Bogotá y Medellín como Transmilenio y el metro, respectivamente y contra la infraestructura privada y pública.

Pedimos a los marchantes que sean cívicos, que le exijan a las personas que se encapuchan que salgan de sus manifestaciones, que no permitan que ellos inviten al vandalismo y al desorden”, indicó el director General de la Policía, general Óscar Atehortua.

La determinación se habría tomado de forma preventiva a propósito de los hechos que podrían ocurrir en medio de las manifestaciones convocadas para este jueves.