Cundinamarca no logró ni uno. El Hospital San Rafael de Fusagasugá mantiene un par en alquiler. 

El presidente Iván Duque aseguró que con la llegada de 257 nuevos ventiladores mecánicos al país, para atender la emergencia del coronavirus, se está cumpliendo con los cronogramas fijados para fortalecer la capacidad de respuesta del país en esta materia.

“Estos ventiladores, son ventiladores que van a estar instalados en centros de salud de nuestro país para salvar vidas y para atender al personal que requiera la asistencia crítica, indicó el presidente.

El jefe de estado aseguró que con la llegada de los nuevos ventiladores, el país ya suma más de 1.130.

Seguimos con el proceso de llegada para completar los más de  4 mil 600 ventiladores que estaban previstos en el cronograma del Ministerio de Salud y del FOME. También quiero destacar que el FOME está en proceso de adquirir mil 500 más, con lo cual estaremos reforzando nuestra capacidad, capacidad que nos va a permitir recuperar vida productiva, proteger vidas y proteger el sistema de salud, agregó el presidente Duque.

Le puede interesar.

Cundinamarca: a 3 mil 6 asciende la cifra de contagiados por coronavirus 

El Gobierno reveló que hasta el momento 745 ventiladores han sido distribuidos a las entidades territoriales de la siguiente manera: Atlántico 55, Barranquilla 104, Bogotá 430, Buenaventura 30, Cali 10, Cartagena 29, Chocó 10, Maicao 10, La Guajira 4, Magdalena 10, Meta 4, Tumaco 9, Magangué 10 y Sucre 20.

Sin embargo, existe preocupación entre las comunidades del departamento de Cundinamarca, porque el gobierno de Nicolás García Bustos no logró gestionar ni uno solo, a sabiendas que por ejemplo el Hospital San Rafael de Fusagasugá responsable de la salud pública de la subregión sur de esta sección del país, cuenta con dos ventiladores mecánicos alquilados y que en cualquier momento podría quedar sin ninguno, a raíz de la crisis económica por la que atraviesa la Empresa Social del Estado.