Cada ocho horas en Colombia fue asesinado un menor, durante el 2018

Según la ONG Save the Children, Colombia ocupa el vergonzoso tercer puesto en la larga lista de 175 países evaluados.

El más reciente caso ocurrió en zona rural de Samaná (Caldas), en donde fue hallado el pasado miércoles el cadáver de un menor con tres heridas producidas con arma blanca. Además, exámenes determinaron que el niño fue abusado sexualmente.

Fusagasugá, 28 de diciembre del 2018

Este año, en lo que corrió de enero a noviembre murieron 1.010 menores, uno cada ocho horas, de los cuales 604 lo fueron por causas de violencia, tales como violaciones, golpizas, venganzas con los padres, pandillismo, microtráfico, hasta balas pérdidas hubo en el luctuoso inventario.

Aunque la reducción de muertes por estas dos razones es evidente frente al 2017, cuando en todo el año –incluido diciembre– se registraron 1.362, la situación del niño Hans Slaider Tafur sí pone en evidencia que los más pequeños siguen sufriendo por el descuido de los mayores. El menor había salido el sábado solo de la casa de su abuela –a donde había llegado desde La Dorada por vacaciones–, pese a su corta edad.

De acuerdo con cifras de Medicina Legal, hasta noviembre habían muerto en Colombia de manera accidental 408 menores de edad –sin incluir siniestros de transporte–, es decir nueve cada semana. Y habían sido asesinados 602.

Entre enero y diciembre del año pasado, los menores víctimas de homicidio fueron 735, y los muertos de manera accidental en medio de situaciones que incluyeron descuidos fueron 627.

Basada en las cifras del año pasado, la organización internacional Save the Children concluyó que Colombia ocupa el tercer puesto entre 175 países, con la tasa más alta de homicidio infantil en el mundo. Luz Alcira Granada, directora de Incidencia Política para Colombia de esa ONG, manifestó a propósito de ese informe: “Estamos inclusive por encima de países con mayores niveles de guerra. Y lo que está pasando es que los niños están muriendo no solo por conflicto armado, sino por violencia intrafamiliar, violencia urbana, como balas perdidas, y por las pandillas”.

Enfatizó que a los niños “los están asesinado, violando y maltratando física y psicológicamente en sus hogares”. Precisamente, en 45 casos de homicidio este año, los agresores fueron amigos, familiares y conocidos. Save the Children ha pedido que se invierta en formación integral a los padres de familia, pues miles de niños en Colombia no gozan de derechos mínimos como la recreación.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) había registrado 18.617 procesos de restablecimiento de derechos hasta octubre de este año; es decir, en promedio, 68 casos diarios. “En el 2016 eran 62 casos diarios, y en el 2014, 66, lo que deja ver que el aumento en las cifras es alarmante”, señala Juliana Cortés, directora de protección del ICBF.

También le puede interesar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *